AVG problemas con Spotify

Hace unos días, que posiblemente la ultima actualización de AVG te haya traído problemas con el Spotify, no voy a entrar en detalles de porque este problema, pero aquí esta una solución para seguir utilizándolo sin inconvenientes.

1. Abre la interfaz de usuario de AVG (haciendo click derecho sobre el ícono en la barra de Windows)
2. Ir al menú Componentes > Protección Residente
3. Luego, el botón administrar excepciones
4. Selecciona Archivos Excluidos (sobre la izquierda), y seleccionar Agregar (menú derecha)
5. Buscamos en el directorio Archivos de Programas =>Spotify => Spotify.exe y hacemos doble click
6. Spotify aparecerá en la lista, con una casilla tildada a su lado. Aceptamos y listo.

Ok, espero haber aportado algo, al problema que genera la convivencia de problema conSpotify y AVG

Libromendación

Existen unos cuantos sentimientos que son el motor del mundo: El amor, el odio, la culpa, la venganza… estos sentimientos a su vez y como no podía ser de otro modo, se han convertido en grandes temas de la literatura de todos los tiempos que los ha tratado con diferentes grados de profundidad y de ornamentación, pero siempre usándolos como el anclaje necesario para que la historia llegue al lector.

Expiación (Ian McEwan), es una novela sobre la culpa. La culpa es algo muy nuestro, nuestra herencia judeo-cristiana hace que, queramos o no, la culpa sea una de las grandes señas de identidad de occidente. En algunas ocasiones la culpa pesa enmascarada, no la percibimos pero está ahí como una amenaza constante que vigila y arbitra nuestros actos. En otras, como en esta novela, la culpa es totalmente consciente, interfiriendo en nuestros sueños y obligándonos a buscar la redención, o como en este caso, la expiación.

Para contar la experiencia de culpa de la protagonista de esta novela, McEwan escribe un relato pleno. Cada vez que cogía el libro para leer un ratito, tenía la impresión de sumergirme en una piscina de estímulos: la calma chicha del verano, la intensa negritud de la guerra o el ajetreo de un hospital en plena ebullición son algunos de los escenarios por los que transita esta historia, llevando al lector a profundizar en ellos con una asombrosa sencillez.

Les recomiendo vivamente esta novela. Puede ser una buena lectura para el verano, o si tienen la misma suerte que yo, que me marcho a la playa en unas horitas, para un largo puente de mayo.

Prometo respirar olor a mar de parte de todos Uds. No sé si les veré el lunes, pero en todo caso, disfruten mucho del fin de semana, sin remordimientos ni nada.